Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

El consumo musical de los jóvenes y su influencia en los patrones de conducta que asumen constituye hoy una de las premisas investigativas de profesores y estudiantes de la Universidad de Holguín.Yanet Sánchez, profesora de la maestría de Historia y Cultura y tutora del estudio, declaró a la ACN como propósito fundamental diagnosticar los gustos y preferencias musicales específicamente de la comunidad de esta casa de altos estudios.

Señaló que la investigación aun en ciernes demostró que géneros como el reguetón, el rap y el hip-hop se consumen fundamentalmente en actividades grupales de socialización, pues cuando desean enajenarse gustan de la música romántica y la nueva trova para escuchar en sus dispositivos electrónicos.
El intercambio frecuente se evaluó de positivo, indicó la docente, ya que con él se apropian de nuevos conocimientos e incluso en el caso de la música foránea, la misma le ayuda a mejorar el dominio del idioma.
Sin embargo, estos valores compartidos pueden tornarse negativos cuando las letras escuchadas denigran el lenguaje, humillan a la mujer o tientan al consumo de alcohol y el cigarro, aspectos de gran presencia en el repertorio de muchos de los artistas que hoy se consideran “populares”, argumentó.La investigación reveló además, las diferencias existentes en la preferencia musical de los alumnos de las diferentes facultades, tanto así que mientras los de ciencia técnica prefieren la música popular bailable, aquellos de perfil humanístico optan por géneros como la canción, el pop y la fusión, acotó Sánchez.
Una vez culminada esta etapa preliminar se propondrán una serie de acciones para fomentar entre ellos la música cubana a partir de que esta práctica cultural es inherente a los jóvenes y debe ser aprovechada para potenciar patrones de conducta, y no solo como símbolo de enajenación y entretenimiento.

Con información de ACN

Share

Escribir un comentario

No se admitirán palabras groseras, discriminación, ni ataques al sitio o a la Revolución cubana.


Código de seguridad
Refescar